Representantes del Estado de Guatemala asisten al Cuarto Examen Periódico de Derechos Civiles y Políticos ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU

El Estado de Guatemala, asistió a su cuarto examen sobre el Pacto de Derechos Civiles y Políticos ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU, realizado en Ginebra, Suiza, representada por una delegación encabezada por el Dr. Jorge Luis Borrayo Reyes, Presidente de la Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en Materia de Derechos Humanos -COPREDEH-.

La presentación de este informe se llevó acabo en dos reuniones que se realizaron entre el 12 y 13 de marzo, donde se trataron temas como el avance de las garantías individuales y colectivas en el país, los temas de igualdad entre hombres y mujeres, así como lo concerniente al fortalecimiento de la Coordinadora Nacional para la Prevención de la Violencia Intrafamiliar y Contra las Mujeres –CONAPREVI- y el Centro de Apoyo Integral para Mujeres Sobrevivientes de Violencia -CAIMUS-.

En las reuniones de trabajo realizadas en Ginebra también se discutió sobre la capacitación a jueces, fiscales y agentes, sentencias en el tema de torturas y reformas a la legislación nacional sobre la tipificación del delito de tortura. Además, expondrán cuáles son los planes para la erradicación de la violencia en contra de las mujeres, política pública de resarcimiento a comunidades afectadas por la construcción de la hidroeléctrica Chixoy y fortalecimiento de la Inspección de Trabajo.

Después de realizada la segunda reunión el Dr. Jorge Luis Borrayo Reyes, agradeció al Comité las 48 horas que otorga la delegación para dar respuesta a las cuestiones que quedaron pendientes de completar, tiempo que sería aprovechado por la delegación nacional.

Además, reconoció en nombre del Estado de Guatemala las valiosas muestras de respaldo recibidas para la delegación nacional, dados los esfuerzos que el país realiza y por las objetivas recomendaciones los miembros de este Comité emitirán al Estado de Guatemala, que contribuirán al cumplimiento de nuestra nueva visión en el desarrollo, en el sentido que “el desarrollo es el mejor camino de los Derechos Humanos para la Paz”.