Presidente de la COPREDEH abordó sobre situación de la niñez y adolescencia

El pasado 26 de octubre en el Programa a la 8:45 que se transmite por Canal Antigua se contó con la participación del Dr. Jorge Luis Borrayo Reyes, Presidente de la Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en Materia de Derechos Humanos -COPREDEH- y de Ronald Castillo de la Asociación Guatemala Joven, quienes trataron sobre qué tanto ha avanzado Guatemala en la protección de los derechos de los niños y adolescentes y sobre los que están bajo la tutela del Estado en los Hogares de Protección.

El Dr. Jorge Luis Borrayo Reyes, presidente de la COPREDEH explicó que la responsabilidad en cuanto a la protección de las niñas, niños y adolescentes es una de las tareas más grandes que tiene el Estado de Guatemala. A pesar que no se cuenta con todos los recursos para atender todas sus necesidades el Estado tiene una serie de programas y mecanismos que le permiten afrontar la situación de las niñas, niños y adolescentes en la perspectiva especialmente de aquellos que están en condición de vulnerabilidad. Asimismo, destacó que el Estado tiene que buscar soluciones para evitar que haya más institucionalización de niños, esto es un problema muy serio porque ha permitido que se complique la vida de los niños que están bajo protección del Estado ya que no ha habido distinción entre niños de edades diferentes.

El Estado de Guatemala ha tenido que tomar caminos que le plantea en primer lugar su responsabilidad constitucional de proteger la vida en todas las dimensiones, en este caso el principio establecido en la Constitución de la República de Guatemala de que se respeta la vida desde la concepción ya que implica una responsabilidad profunda del Estado de Guatemala, siendo un principio básico para la vida de la sociedad en Guatemala, resaltó el Comisionado Presidencial de Derechos Humanos.

Al ser consultado Ronald Castillo de la Asociación Guatemala Joven, sobre la situación de la niñez y adolescencia bajo la tutela del Estado y sobre la Antigua se contó con la participación del Dr. Jorge Luis Borrayo Reyes, Presidente de la Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en Materia de Derechos Humanos -COPREDEH- y de Ronald Castillo de la Asociación Guatemala Joven, quienes trataron sobre qué tanto ha avanzado Guatemala en la protección de los derechos de los niños y adolescentes y sobre los que están bajo la tutela del Estado en los Hogares de Protección. El Dr. Jorge Luis Borrayo Reyes, presidente de la COPREDEH explicó que la responsabilidad en cuanto a la protección de las niñas, niños y adolescentes es una de las tareas más grandes que tiene el Estado de Guatemala. A pesar que no se cuenta con todos los recursos para atender todas sus necesidades el Estado tiene una serie de programas y mecanismos que le permiten afrontar la situación de las niñas, niños y adolescentes en la perspectiva especialmente de aquellos que están en condición de vulnerabilidad. Asimismo, destacó que el Estado tiene que buscar soluciones para evitar que haya más institucionalización de niños, esto es un problema muy serio porque ha permitido que se complique la vida de los niños que están bajo protección del Estado ya que no ha habido distinción entre niños de edades diferentes. El Estado de Guatemala ha tenido que tomar caminos que le plantea en primer lugar su responsabilidad constitucional de proteger la vida en todas las dimensiones, en este caso el principio establecido en la Constitución de la República de Guatemala de que se respeta la vida desde la concepción ya que implica una responsabilidad profunda del Estado de Guatemala, siendo un principio básico para la vida de la sociedad en Guatemala, resaltó el Comisionado Presidencial de Derechos Humanos.

Al ser consultado Ronald Castillo de la Asociación Guatemala Joven, sobre la situación de la niñez y adolescencia bajo la tutela del Estado y sobre la tragedia en El Hogar Virgen de la Asunción destacó que “es importante tomar en consideración que de la tragedia en el Hogar Seguro Virgen de Asunción generó una serie de Medidas Cautelares para el Estado Guatemala y estas medidas implica una serie de acciones que debería tomar el Estado para garantizar los derechos de los niños y adolescentes, también es de resaltar que el Estado de Guatemala acató estas medidas y recientemente la relatoría de la Comisión Interamericana Derechos Humanos felicitó al Estado de Guatemala por las acciones que había conformado. (..) es importante resaltar que como Estado se lograron avances positivos en el tema de protección de niños y adolescentes”.

El Presidente de la COPREDEH al ser consultado en cuanto si se ha me mejorado el trato con los niños, señaló se ha contribuido con la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia, que es la responsable de atender estos hogares en llevar a casas familiares a aquellos niños que estaban sometidos a condiciones de hacinamiento como podríamos decir el Hogar Seguro. Se refirió que durante el año que he estado al frente de la COPREDEH ha tenido muchas actividades en relación con este tema, somos los responsables de la creación del cluster para atender a la niñez y llevar propuestas para fijar determinados protocolos de tratamiento para estos niños, y así buscar la desinstitucionalización para que podamos lograr como país mejorar las condiciones de los niños, lo que nos ha permitido ganar espacios importantes en la comunidad internacional.

Indicó que una de las principales Medidas Cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos: es que no se vuelva a repetir, señalando que es el punto clave que sea un hecho que desafortunadamente pasó, pero que se busquen todos los mecanismos que se apliquen todos los protocolos locales e internacionales para evitar que vuelva a suceder una tragedia de esa magnitud.

Asimismo, el Dr. Borrayo Reyes, indicó que la preservación de los valores familiares se ha perdido, la preservación de la responsabilidad paternal, la responsabilidad de las mamás, cuando se perdió este eslabón de la sociedad por los conflictos que Guatemala ha pasado se empezó a deteriorar, de tal manera el concepto de respeto a la vida que los niños por supuesto los más vulnerables fueron los primeros en sufrir las consecuencias la irresponsabilidad en el manejo de la familia por la pérdida de los valores morales, religiosos y espirituales pasa por una falta de educación de la familia y sobre todo por el abuso que los propios familiares comenten de los niños y después son llevados a estos hogares cuando los niños son rebeldes y se plantea la necesidad de llevarlos a la calle, entonces el Estado trata de protegerlos.