Educación en Derechos Humanos

La Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en Materia en Derechos Humanos –COPREDEH-, como institución rectora del Organismo Ejecutivo para la promoción y protección de los derechos humanos de las personas que integran la sociedad guatemalteca, en cumplimiento de su mandato y de los compromisos internacionales en formación y capacitación se ha convertido en pionera y ha impulsado la Educación en Derechos Humanos a través de la Dirección de Educación y Cultura de Paz.

Actualmente la Dirección de Educación y Cultura de Paz lidera la formación en derechos humanos, destinado a funcionarios y servidores públicos principalmente del Organismo Ejecutivo y de otras instituciones del Estado que así lo requieran sin exclusión alguna y tratando siempre de contar con participantes de la sociedad civil dentro de los procesos formativos.

Durante 2016 se realizaron procesos formativos impartidos por profesionales con experiencia en materia de derechos humanos, distribuidos entre maestrías, post grados, diplomados, foros, congresos, charlas y exposiciones; mismos que cuentan con una malla curricular extensa y muy completa para abordar los temas y sub-temas determinados dentro de las mismas, cumpliendo con los elementos necesarios para la comprensión y aplicación de los conocimientos por parte de los participantes.  En los procesos educativos que correspondía, fueron avalados académicamente por la Universidad de San Carlos de Guatemala y en los otros les fue entregados el documento de participación asignados por las autoridades correspondientes, superando una meta establecida de 1,800 obteniendo un total de 2,987 funcionarios y empleados públicos capacitados en diferentes temas según el trabajo que desempeñan, versando siempre los mismo en la materia antes mencionada.

Dentro de los análisis que se han realizado y la experiencia adquirida en los años anteriores, se ha determinado que los procesos educativos no serían completos únicamente con transmitir conocimientos, teóricos, sino para que sean integrales también se debe poner énfasis en que los mismos contengan y desarrollen actitudes de respeto y compromiso hacia las personas en general y sobre todo hacia los derechos que nos atañen a cada ser humano, para que de esta forma se inicie con la transformación de una actitud positiva y tolerante dentro de la sociedad y poder alcanzar así una “Cultura de Paz”.

La educación en derechos humanos debe ser promovida a todos los niveles, es por esa razón que en los diferentes instrumentos internacionales reconocen la educación en general como un derechos progresivo reconocido, y por ende la gran importancia que esta tiene en las sentencias que se han emitido dentro de los organismos de derechos humanos correspondientes, que incluyen un apartado en donde se debe cumplir con capacitar en esta materia, extremo que el Estado de Guatemala ha venido cumpliendo a cabalidad.

Por otro lado, hay que subrayar que la Educación en Derechos Humanos se ha ido configurando ella misma como un auténtico derecho humano de todas las personas: en la actualidad no es algo que pueda quedar única y exclusivamente para funcionarios y empleados de los Estados, sino que éste debe promoverla a todos los niveles.

La base para tal consideración se desprende del hecho de que diferentes instrumentos internacionales reconocen la educación en general como un derecho  de progresivo reconocimiento, y este tiene sus inicios en la misma Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, que exhorta a individuos y naciones a que”…promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades…”.

Actualmente la Dirección de Educación y Cultura de Paz, lidera y abandera la formación en Derechos Humanos a funcionarios y servidores públicos del Organismo Ejecutivo y de otras instituciones del Estado que requieren dicha formación.

img_2062 img_2089   img_5825