DÍA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS

Desde el 1948 se conmemora el Día Internacional de Derechos Humanos, después que la Asamblea General de las Naciones Unidas, Aprobará la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Pero fue hasta en 1950 que tras adoptada la resolución 423 (V), que los Estados y organizaciones interesadas fueron invitadas por la Asamblea para que el 10 de diciembre de cada año fuera observado como el Día de los Derechos Humanos.

En este año la Organización de las Naciones Unidas dedica esta fecha a una conmemoración diferente, en esta ocasión da inicio a la conmemoración del 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual coincide con la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos.

Es por ello que promueve una campaña con la que destacará la trascendencia de este documento histórico, que proclamó los derechos inalienables e inherentes a todos los seres humanos, sin importar su raza, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, propiedades, lugar de nacimiento ni ninguna otra condición. El borrador de la Declaración, fue redactado por representantes de distintos contextos jurídicos y culturales de todo el mundo y en el se expone valores universales y un ideal común para todos los pueblos y naciones. Dentro de lo establecido en este documento se encuentra el que todas las personas tienen la misma dignidad y el mismo valor.

La declaración cuenta con versiones en 500 idiomas, lo cual la convierte en el documento más traducido a nivel mundial, ha permitido que los Estados se comprometan con sus principios, fortalecer la dignidad de millones de personas, y se sentar las bases para formación de un mundo más justo.

Para la Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en Materia de Derechos Humanos -COPREDEH, la Declaración busca el fortalecimiento de todas las personas y sus principios aún son tan relevantes en la actualidad como lo fueron al momento de redacción en 1948. Debemos luchar por nuestros propios derechos y por los del prójimo. Podemos pasar a la acción en nuestras vidas diarias para defender aquellos derechos que nos protegen y así fomentar la unión de todos los seres humanos.