Comisionada finaliza visita en Guatemala

Con la recomendación de continuar el trabajo que el Gobierno ha hecho para la atención de migrantes centroamericanos y mantener la lucha contra la violencia y el fortalecimiento económico para reducir la migración de los guatemaltecos, la alta comisionada adjunta de las Naciones Unidas para los Refugiados, Kelly T. Clements, finalizó ayer su estadía en Guatemala.

La visita de Clements se inició el lunes en Petén, donde realizó un recorrido en la Casa de Asistencia y Atención a Personas Migrantes y Refugiadas, en El Ceibo, donde constató el trabajo de la Red de Protección y Monitoreo, para profundizar en la situación de la región norte del país y conocer la ruta utilizada por muchas personas para entrar en

México vía Guatemala.

Asimismo, visitó la Casa del Migrante Bethania, en Santa Elena, donde tuvo la oportunidad de dialogar con personas en tránsito y otras con necesidades de protección. “Cada 3 segundos, alguien, en algún lugar, se ve obligado a huir de su casa. Una de cada 113 personas en el mundo está desplazada, y la mayoría son niños”, aseguró.

De igual forma, ayer se reunió con el viceministro de Relaciones Exteriores, Pablo César García, por medio de quien felicitó al Gobierno de Guatemala por su compromiso en el cumplimiento del Marco Integral Regional de Protección y Soluciones (MIRPS), y reconoció el fortalecimiento del sistema de refugio en nuestra nación y el apoyo a los mecanismos de protección en el país.

En este sentido, el vicetitular del Minex explicó que Guatemala ha puesto en marcha programas en el MIRPS para garantizar la adecuada atención de los migrantes y desplazados.

“Se han generado por lo menos ocho mesas de trabajo con la participación de entes gubernamentales y no gubernamentales para garantizar las acciones de bienestar de los migrantes”, aseguró el funcionario.

La alta comisionada propuso mantener abiertas las fronteras a migrantes y a quienes buscan refugio y asilo, pero que lo hagan con seguridad. Además, agradeció al país por recibir a refugiados y centroamericanos que buscan auxilio.

Con información de: Diario de Centro América